• ▼ Suscríbete
  • ▼ Hazte Fan
  • 0 Multimedia

    Los Turello Plus para empresas familiares

    Los Turello Plus es una programa televisivo que surgió como un iniciativa de Canal C y Los Turello para reflejar semanalmente las historias, los desafíos y los proyectos de las empresas familiaresSe emite todos los sábados a las 20:30por Canal C, señal número siete de Cablevisión Córdoba.

     

     

    El programa es conducido con la impronta familiar y profesional que caracteriza a Los Turello.

     

    Clic aquí para ir a la nota completa.

    Clic aquí para sucribirte al canal de Youtube.

    Politólogo y periodista. Analista político en medios argentinos y del exterior. Profesor y mentor de Ciencia Política en la Universidad Empresarial Siglo 21 (UES21). Autor de varios libros, el último de los cuales es la La Gravedad del Silencio.

  • Resumen de Noticias



  • ▼ Ranking

  • Argentinos que creen en Nicolás Maduro y festejan su victoria

    Publicado: 23/05/2018 // Comentarios: 1

    Por Claudio Fantini. Diego Maradona bailó en el acto de cierre de campaña, como un grotesco bufón de Nicolás Maduro. No había viajado para estar en el casamiento de su hija, porque el jeque árabe que le paga para que dirija su equipo le pidió que se quedara; pero si viajó a Venezuela para cumplir con el dictador que fundió un país que flota en petróleo y se mantiene en el poder mediante una represión, que acumula muertos y presos políticos.

    Maradona baila en el cierre de campaña de Maduro. Se sospecha de financiamiento oculto | Foto: clarin.com

    También viajaron a Venezuela para apoyar a Maduro, los kirchneristas Carlos Tomada, ex ministro de Trabajo, y Victoria Montenegro, además del radical K Leandro Santoro, vinculado a Leopoldo Moreau. Mientras, desde Buenos Aires y a través de las redes sociales, Andrés “Cuervo” Larroque respaldó con fervor al presidente y candidato del régimen.

    El kirchnerismo mostró su increíble fascinación por Maduro, a pesar de la diáspora de dimensiones bíblicas que está inundando a toda la región, incluida la Argentina.

    Igual que el también kirchnerista Diego Maradona, el jefe de La Cámpora y camaradas notables de su espacio político actuaron como si el proceso electoral hubiese sido creíble.

     

    Maduro, a diferencia de Chávez

     

    Hugo Chávez era un líder de ideología autoritaria, pero sus elecciones eran reales porque no necesitaba el fraude para triunfar en las urnas. Lo apoyaba la mayoría de los venezolanos. Pero Nicolás Maduro perdió rápidamente ese apoyo mayoritario.

    La última elección realmente democrática que hubo en Venezuela fue la Legislativa de 2015. Precisamente porque fue plural y no hubo fraude, la oposición obtuvo una victoria abrumadora. Pero a renglón seguido, el régimen practicó una suerte de vasectomía institucional que volvió infértil a la Asamblea Nacional, convirtiéndola en un poder legislativo, que no puede legislar.

    Como necesitaba un órgano que hiciera leyes para, entre otras cosas, obtener créditos, el régimen convocó a una Asamblea Constituyente, que cumpliría la función legislativa. Pero la elección no fue plural, porque sólo podían postularse miembros de organizaciones sociales chavistas. Aún cuando no competía contra nadie, el régimen hizo fraude.

    Smarmatic, la empresa que desde los tiempos de Chávez realizaba el conteo de los votos, denunció que el escrutinio tuvo más de un millón de votos ficticios.

    A pesar de la denuncia de fraude planteada nada menos que por la empresa que contaba los votos, no hubo cambio alguno en el ente que perpetró el fraude: el Consejo Nacional Electoral. Precisamente, el mismo ente, con las mismas autoridades, que estuvo a cargo de estos comicios. Ello impedía confiar en que se respetaría el resultado en el caso de que ganara un candidato opositor.

    A la falta absoluta de transparencia del CNE, se suma otra lista de realidades fraudulentas. La elección debía realizarse en diciembre, pero fue adelantada sorpresivamente, sin razones válidas. Sobran razones para sospechar que el poder encabezado por Maduro supo desde un principio que la votación se haría en mayo, y no en diciembre como se anunciaba. El oficialismo se preparaba para mayo, mientras la oposición debatía si presentarse o no pensando en diciembre.
    ¿Qué legitimidad pueden tener los comicios donde los principales exponentes y la principal fuerza de la oposición no pueden competir?

     

    ¿Por qué los K apoyan a Maduro?

     

    Las posibles explicaciones también son dos para el caso de Maradona y de los dirigentes kirchneristas que siguen apoyando al régimen de Maduro a pesar de las víctimas de su represión, del quebranto económico, la calamidad social y la diáspora.

    Una, la adicción ideológica de quienes quieren creer la versión “madurista” de la realidad, a pesar de tanta evidencia en contra. La otra hipótesis pasa por una posible financiación oculta.

    En definitiva, el Estado venezolano está quebrado, pero el régimen es muy rico. Y si en el pasado hubo valijas de Antonini Wilson, en el presente está Maduro diciendo públicamente que los empleados públicos y los que reciben bolsones de comida a menor precio deben votar con su “carnet de la Patria” y presentarlo luego en un “Punto Rojo”, pare recibir una bonificación.

    Dos días antes de la teatralización electoral, el presidente de Colombia denunció que se habían detectado miles de casos de colombianos que recibieron ofertas de dinero para ir a Venezuela a votar con documentación falsa.

    Quizá haya otras, pero está claro que la ceguera ideológica y la financiación oculta parecen explicaciones lógicas de los entusiastas apoyos argentinos a Maduro.

    Politólogo y periodista. Analista político en medios argentinos y del exterior. Profesor y mentor de Ciencia Política en la Universidad Empresarial Siglo 21 (UES21). Autor de varios libros, el último de los cuales es la La Gravedad del Silencio.

    Loading Facebook Comments ...

    Ingresá tu Nombre

    Ingresá tu Mail

    Leer normas de convivencia

    juan carlos iribarren

    Publicado: 24/05/2018

    No queda duda que aun hoy y quizas por mucho tiempo en nuestro pais hay y habra sectores que aman las dictaduras interesados por diversas situaciones, poder, dinero o por el simple hecho de estar en contra de la democracia como sistema de vida institucional. Lamentablemente ellos son producto de enseñanzas que provienen desde la decada del 46 en adelante. Lamentablemente asi no podremos salir, al menos, en tiempos cercanos de la tremenda situacion de corrupcion, despotismo, golpismo y otras cosas que nos vienen carcomiendo desde aquellos tiempos