• ▼ Suscríbete
  • ▼ Hazte Fan
  • Resumen de Noticias



  • 0 Multimedia

    Los Turello Plus para empresas familiares

    Los Turello Plus es una programa televisivo que surgió como un iniciativa de Canal C y Los Turello para reflejar semanalmente las historias, los desafíos y los proyectos de las empresas familiaresSe emite todos los sábados a las 20:30por Canal C, señal número siete de Cablevisión Córdoba.

     

     

    El programa es conducido con la impronta familiar y profesional que caracteriza a Los Turello.

     

    Clic aquí para ir a la nota completa.

    Clic aquí para sucribirte al canal de Youtube.

    Politólogo y periodista. Analista político en medios argentinos y del exterior. Profesor y mentor de Ciencia Política en la Universidad Empresarial Siglo 21 (UES21). Autor de varios libros, el último de los cuales es la La Gravedad del Silencio.

  • ▼ Ranking

    El pedido de perdón que le reclamó el presidente de México a España

    Publicado: 01/04/2019 // Comentarios: 0

    Por Claudio Fantini. El rey de España, Felipe VI, pasó por Argentina acompañado por un reclamo de perdón que toca a su familia: los Borbones, y que fue realizado por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO, como se lo menciona habitualmente).  ¿Hasta qué punto es demagógica y en qué punto tiene lógica la exigencia del mandatario mejicano?

    Relacionada:
    » 29/03/19 | “Borrador” de la carta que López Obrador envió al rey de España.

    En diciembre, el rey de España asistió la asunción de López Obrador en México | Foto: Presidencia de México.

    En diciembre, el rey de España asistió la asunción de López Obrador en México | Foto: Presidencia de México.

    Plantear un pedido de perdón por sucesos tan antiguos, no es tan descabellado como podría aparentar.

     

    Perdón por el pasado

     

    En definitiva, la propia España pidió perdón a los judíos por la expulsión de los sefaradíes en 1492. Incluso, hubo una oferta de compensación por parte del entonces jefe del Gobierno Mariano Rajoy, quien pidió el perdón. Ofreció la ciudadanía española a los descendientes de los judíos del antiguo Sefarad.

    Los papas Juan Pablo II y Francisco también ofrecieron disculpas por crímenes de la Iglesia en tiempos de la conquista.

    No obstante, lo lógico es reclamar disculpas por acontecimientos más cercanos en el tiempo.

    Justin Trudeau se disculpó ante el pueblo inuit por “el genocidio cultural” que en el siglo XIX y principios del XX, intentó el estado canadiense. Como la Iglesia Católica, fuerte en la provincia de Quebec, fue parte de aquellos intentos de reculturización forzosa, el actual primer ministro acaba de sugerir al Vaticano que se sume al pedido de disculpas.

    “Los pedidos de perdón son indispensables para abordar desastres ocurrido en los últimos siglos”.

    No es absurdo ni delirante. Es una refundación de la relación intercultural. También de la mirada sobre el otro. Los pedidos de perdón son indispensables para abordar desastres ocurridos en los últimos siglos.

    Hizo bien Emmanuel Macron al pedir perdón a Argelia, en nombre de Francia, por las aberraciones de la guerra sucia contra el independentismo de mediados del siglo pasado. Era indispensable que Alemania se disculpara ante judíos, gitanos y demás víctimas de los genocidios y desastres que causó el nazismo.

    Fue un gran aporte de Holanda pedir perdón por la negligencia que posibilitó la masacre de Sbrenitza, en Bosnia-Herzegovina. Hizo su aporte Theresa May al disculparse en nombre del Reino Unido ante los países caribeños por el destrato que padecieron los inmigrantes llegados tras la Segunda Guerra Mundial.

    Sería sano que Londres pidiera otras disculpas y que Estados Unidos siguiera el ejemplo, por caso, con Vietnam. Igual que Rusia debiera pedir perdón a Afganistán y a los países centroeuropeos y centroasiáticos a los que impuso el yugo soviético.

    Turquía, por su parte, debiera reconocer el genocidio armenio y la lista de disculpas pendientes sigue.

     

    El reclamo mexicano

     

    Lo anterior, no implica que la exigencia del presidente mejicano a España no sea una demostración de demagogia extemporánea.

    Cuando el reclamo se remonta a tiempos remotos, se vuelve absurdo. En eso acertó el líder conservador Pablo Casado al decir, con ironía, que Francia debiera disculparse ante España por la invasión napoleónica.

    “Cuando el reclamo se remonta a tiempos remotos, se vuelve absurdo“.

    Los ejemplos son casi infinitos: los escandinavos debieran pedir disculpas a islandeses, franceses y británicos por las invasiones vikingas; Italia a Francia por la conquista de las Galias y a la vastísima extensión en Europa, Medio Oriente y África que conquistaron los centuriones romanos.

    Turquía por el sometimiento de los sultanes otomanos a las naciones balcánicas y árabes, entre tantos otros ejemplos de disculpas adeudadas por los descendientes de los antiguos conquistadores que plagan la historia.

    Planteado como lo hizo López Obrador, el tema sólo parece una extravagante modalidad de demagogia. Y lo es. Pero eso no implica que no sea importante concientizar en este tiempo sobre los crímenes cometidos por supremacismos remotos.

    Al fin de cuentas, tanto Guatemala como el sur de México, así como los Balcanes, Sudán, Birmania, la India, Oriente Medio y muchos otros rincones del planeta, han mostrado, mediante genocidios y limpiezas étnicas, las atrocidades que se siguen cometiendo en nombre de proclamadas superioridades raciales, culturales y religiosas.

    Politólogo y periodista. Analista político en medios argentinos y del exterior. Profesor y mentor de Ciencia Política en la Universidad Empresarial Siglo 21 (UES21). Autor de varios libros, el último de los cuales es la La Gravedad del Silencio.

    Loading Facebook Comments ...

    Ingresá tu Nombre

    Ingresá tu Mail

    Leer normas de convivencia