• ▼ Suscríbete
  • ▼ Hazte Fan
  • Resumen de Noticias



  • 0 Multimedia

    ¿Perdieron los jubilados en 2020?

    Jubilaciones en 2020. Fernando Viera, contador y abogado especialista en temas previsionales, analizó los aumentos discrecionales versus los aumentos que hubieran tenido por la Ley 27.426.

     

    Los jubilados que cobran la mínima tendrán una mejora de 35,4% al pasar de 14.067,93 pesos en diciembre de 2019 a 19.053 pesos en el mismo mes del corriente año. Sin embargo, Viera calculó que este grupo de pasivos perderá 956,62 pesos en relación con la movilidad implementada durante la gestión de Mauricio Macri.

     

     

    Clic aquí para suscribirse al canal de Youtube.

    Clic aquí para ir a la nota relacionada.

    Politólogo y periodista. Analista político en medios argentinos y del exterior. Profesor y mentor de Ciencia Política en la Universidad Empresarial Siglo 21 (UES21). Autor de varios libros, el último de los cuales es la La Gravedad del Silencio.

  • ▼ Ranking

  • Trump: cuando la política daña la efectividad de una vacuna

    Publicado: 14/09/2020 // Comentarios: 0

    Por Claudio Fantini. En varias ocasiones, Donald Trump dijo que esperaba tener la aprobación de la vacuna contra el Covid-19 en octubre. Ni el asesor científico de la Casa Blanca ni los laboratorios que están trabajando contra el coronavirus dijeron que era factible en esa fecha. Los dichos del presidente norteamericano son considerados como una presión política sobre la entidad que debe aprobar la vacuna para que lo haga antes de las elecciones del 3 de noviembre. Es algo muy grave. 

    Como arma electoral, Trump quiere una vacuna contra el Covid-19 antes de la elección del 3 de noviembre | Foto: archivo Turello.com.ar

    La consecuencia de esa presión daña la credibilidad de la vacuna, por ende, su efecto negativo no sólo afecta a Estados Unidos, sino al mundo entero.

    • Jugada peligrosa I: fue hacer flotar sobre las elecciones presidenciales el fantasma del fraude. Jamás un presidente había hecho algo semejante. En boca de alguien como Trump, equivale a anunciar por adelantado que, si pierde, desconocerá el escrutinio.
    • Jugada peligrosa II: tampoco tiene antecedentes la presión sobre la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, según sus siglas en inglés) para que apruebe una vacuna antes de las elecciones. Si la entidad actuara según las necesidades electorales de un presidente, no sólo dinamitaría su prestigio a nivel mundial, también perjudicaría la lucha global contra la pandemia.

     

    Trump y el impacto sobre la vacuna global

     

    La vacunación de grandes grupos de la sociedad tiene como origen el producto inventado por el científico inglés Edward Jenner, en el siglo XVIII, con la creación de la vacuna antivariólica.

    La práctica se consolidó a fines del siglo XIX cuando Louis Pasteur produjo la vacuna contra la rabia.

    Con el paso de los años, sin embargo, comenzó a crecer la desconfianza de un sector de la población por las vacunaciones masivas. En la actualidad,  alcanza a una franja significativa de personas en todo el mundo.

    A eso se suma la desconfianza que habrá específicamente sobre estas vacunas, debido a que la pandemia impone elaborarlas, probarlas, aprobarlas y producirlas en un tiempo menor al normalmente requerido.

    El proceso que normalmente insume entre cuatro y siete años, esta vez se hará en menos de un año. La crisis sanitaria mundial obliga a preferir esos riesgos, antes que marchar de manera inexorable hacia cifras escalofriantes de muertes y de masivos daños psicológicos, económicos y sociales.

    La desconfianza que esto genera pone en peligro el éxito que la vacuna puede tener en la lucha contra la pandemia, porque ese éxito es directamente proporcional al porcentaje de vacunados. Y el porcentaje decrecerá aún más si Trump logra que la FDA apure los tiempos para la aprobación.

    Una cosa es que a la elaboración la apure la necesidad de revertir cuanto antes la ola mundial de contagios y de muertes, y otra, que la apure un gobierno por razones políticas.

    Si las pruebas para verificar que el compuesto químico es seguro y eficaz fuesen completadas a mediados de octubre, la FDA tendrá que aprobarla después de los comicios, porque hacerlo antes sembraría a nivel mundial la duda de que fue por la presión presidencial.

    Y esta vacuna –como otras que se experimentan en el mundo, por caso, las de Rusia, China y de la Universidad de Oxford, a la que adhirió la Argentina- debe nacer con la mayor credibilidad posible.

    El presidente de Rusia, Vladimir Putin, impuso su aprobación antes de que se cumplimentara la fase 3, lo que dañó su credibilidad.

    El daño ya está hecho, pero puede ser aún peor si la FDA aprobara la vacuna antes del 3 de noviembre. Afectaría su propia credibilidad, de la que depende la aceptación del producto en el mundo.

    Esta nueva jugada  de Trump en su afán de ser reelegido a cualquier precio, podría dañar el histórico prestigio logrado por la FDA.

    Además, afectará la lucha contra la pandemia al restar la imprescindible confianza que requiere una vacuna.

    Politólogo y periodista. Analista político en medios argentinos y del exterior. Profesor y mentor de Ciencia Política en la Universidad Empresarial Siglo 21 (UES21). Autor de varios libros, el último de los cuales es la La Gravedad del Silencio.

    Loading Facebook Comments ...

    Ingresá tu Nombre

    Ingresá tu Mail

    Leer normas de convivencia