• ▼ Suscríbete
  • ▼ Hazte Fan
  • 0 Multimedia

    ¿Gestación por sustitución en la Argentina?

    La gestación por sustitución -o comúnmente denominada “alquiler de vientre”- no está permitida en la Argentina, de acuerdo con el nuevo Código Civil y Comercial, que está vigente desde el 1° de agosto de 2015. Esta alternativa había sido propuesta por la comisión reformadora, pero no incluida por el temor a la aparición de un negocio en torno de alquilar el vientre a una pareja que, por distintas razones, no puede o no quiere concebir. El abogado Lucas Farías, del estudio Giordano, Lerena & Asoc., explicó en el programa Juan al Medio, de Radio Continental Córdobala presentación que realizaron para permitir dos gestaciones de este tipo. Las razones jurídicas que lo avalarían. Escuchalas. 

    Politólogo y periodista. Analista político en medios argentinos y del exterior. Profesor y mentor de Ciencia Política en la Universidad Empresarial Siglo 21 (UES21). Autor de varios libros, el último de los cuales es la La Gravedad del Silencio.

  • Resumen de Noticias



  • ▼ Opinión








  • ▼ Ranking

    Importancia y riesgos del llamado de Trump

    Publicado: 16/02/2017 // Comentarios: 0

    Por Claudio Fantini. ¿Es importante que Donald Trump haya llamado a Mauricio Macri? Obviamente, sí es importante. ¿Es necesariamente bueno? No. Que sea bueno depende de dos cosas: lo que Trump necesite de Macri y lo que Macri pueda obtener a cambio de Trump. ¿Un ariete contra Venezuela a cambio de más comercio? Veamos.

    TrumpFlynn

    Trump debió dejar atrás la figura de Michael Flynn por sus lazos con Rusia | Foto: Reuters

    En principio, lo que Trump necesita de Macri es que lidere una reacción en el adormilado subcontinente respecto a lo que está ocurriendo en Venezuela. Y lo que está ocurriendo en Venezuela es una deriva autoritaria con la complicidad, voluntaria o no, del papa Francisco y de la UNASUR.

    » Lea también: 27/10/2016 | Maduro y Venezuela al borde del abismo

    Mientras el Vaticano y la UNASUR sigan sosteniendo un supuesto diálogo que no ha sido más que el instrumento del régimen para ganar tiempo, la OEA no podrá aplicar la Carta Democrática ni hacer nada a favor de los presos políticos y de la realización de elecciones anticipadas.

    Que Macri tome la iniciativa de que los países de la región se muevan para remover los obstáculos que implican el Papa y la UNASUR y presionar a Nicolás Maduro, sería bueno. Pero tratándose de Trump, y teniendo en cuenta la ignorancia y la temeridad que hasta ahora ha mostrado respecto al funcionamiento del mundo, no se puede descartar que el pedido que le haga al Presidente sea más comprometedor y menos recomendable.

    Por caso, podría pedirle que la Argentina inicie una escalada de tensión para aislar a Venezuela bordeando el riesgo de promover golpes de Estado o cualquier otra salida violenta.

     

    La relación comercial

    En cuanto al otro punto, que convertiría en bueno el acercamiento de Trump, es que Macri sepa obtener “algo” a cambio. Y ese “algo” está en el terreno del comercio bilateral. Si Macri es bueno para los mandados y malo para cobrarlos adecuadamente, la llamada del presidente norteamericano habrá servido poco y nada.

    Macri debe tener en cuenta que una foto con Trump, hoy, no resulta redituable en términos políticos, ni en el plano externo ni interno.

    El linchamiento insensato a México, el cheque en blanco a Netanyahu, los amigos ultraderechistas europeos y, sobre todo, la sensación de que es el primer presidente norteamericano que, por razones muy oscuras, está en las manos de un líder ruso, le dan a Trump una pésima imagen internacional.

    A eso se suma que sobre su gobierno sobrevuela el fantasma de un Watergate, por las crecientes sospechas de que el espionaje de Rusia lo ayudó a llegar a la Casa Blanca mediante una injerencia fraudulenta en el proceso electoral.

    Por esa razón acaba de caer el consejero de Seguridad Nacional, Michael Flynn. Y en una superpotencia planetaria, se trata de un cargo importantísimo. Lo prueba que por ese despacho hayan pasado celebridades del pensamiento estratégico como Zbigniew Brzezinski y Brent Scowcroft.

    A esta altura, es posible que sea más inteligente tejer una buena relación con el vice Mike Pence que con el propio Trump. “Watergate ruso” mediante, no se puede descartar que sea el vicepresidente quien termine el mandato del actual presidente, como hizo Gerald Ford con la segunda gestión de Richard Nixon.

    Politólogo y periodista. Analista político en medios argentinos y del exterior. Profesor y mentor de Ciencia Política en la Universidad Empresarial Siglo 21 (UES21). Autor de varios libros, el último de los cuales es la La Gravedad del Silencio.

    Loading Facebook Comments ...

    Ingresá tu Nombre

    Ingresá tu Mail

    Leer normas de convivencia