• ▼ Suscríbete
  • ▼ Hazte Fan
  • 0 Multimedia

    ¿Gestación por sustitución en la Argentina?

    La gestación por sustitución -o comúnmente denominada “alquiler de vientre”- no está permitida en la Argentina, de acuerdo con el nuevo Código Civil y Comercial, que está vigente desde el 1° de agosto de 2015. Esta alternativa había sido propuesta por la comisión reformadora, pero no incluida por el temor a la aparición de un negocio en torno de alquilar el vientre a una pareja que, por distintas razones, no puede o no quiere concebir. El abogado Lucas Farías, del estudio Giordano, Lerena & Asoc., explicó en el programa Juan al Medio, de Radio Continental Córdobala presentación que realizaron para permitir dos gestaciones de este tipo. Las razones jurídicas que lo avalarían. Escuchalas. 

    Politólogo y periodista. Analista político en medios argentinos y del exterior. Profesor y mentor de Ciencia Política en la Universidad Empresarial Siglo 21 (UES21). Autor de varios libros, el último de los cuales es la La Gravedad del Silencio.

  • Resumen de Noticias



  • ▼ Opinión








  • ▼ Ranking

    Venezuela: el régimen completó su desconexión de la realidad

    Publicado: 31/07/2017 // Comentarios: 0

    Por Claudio Fantini. El régimen que encabezan Nicolás Maduro y Diosdado Cabello en Venezuela completó su desconexión con la realidad. En las calles, en las encuestas y en las fronteras, donde día a día se agolpan miles de ciudadanos para salir del país huyendo del hambre, la escasez y la violencia, está la realidad. En el Palacio de Miraflores, en los cuarteles, en los despachos ministeriales y en los locales del PSUV, hay un poder ensimismado que decidió desconectarse de lo que ocurre en su propio país.

    Un poder que tiene suficientes armas y dinero en negro para mantener a la realidad a raya. Y para comprar lealtades que, a esa altura resultan obscenas complicidades, en gobiernos y organizaciones políticas de casi toda la región.

    Maduro llevó a sus seguidores a aislarse del mundo y a dividir Venezuela | Foto: archivo

    Esa complicidad rentada ve lo que el poder ensimismado y blindado por la represión describe. Y lo que describe no se parece a la realidad visible.

    Lo evidente es que la jugada de Maduro para cerrar la Asamblea Nacional, expulsar a la Fiscal General y reemplazar al sistema pluralista por un régimen de partido único, es una violación a la Constitución que impulsó Hugo Chávez en 1999.

    El artículo 347 festablece lo que establecen todos los estados de Derecho: que para realizar una Asamblea Constituyente primero debe realizarse un referéndum, en el que el pueblo diga si acepta o no modificar la Carta Magna y, en el caso de que la iniciativa sea aceptada, realizar una elección de asambleístas constituyentes en la que se pueda elegir entre candidatos de todas las fuerzas políticas.

    También es evidente que Maduro, personalmente, intimidó de todos los modos posibles a la gente para que vote. Fueron actitudes públicas: discursos donde explicaba a los funcionarios y dirigentes las maneras de asegurarse que quienes estén bajo su peso concurran a sufragar.

    O simplemente observar la escena que protagonizó tras emitir su voto, cuando mostró el llamado carnet de la patria y explicó que permitía registrar para siempre si sus portadores habían votado o no. Esos actos intimidatorios fueron públicos. Quien quiera verlos puede hacerlo.

    Además, es público que el acto electoral no tuvo observadores internacionales, que los medios del exterior y los medios locales que no son oficialistas tenían prohibido acercarse a menos de 500 metros de los centros de votación, que no hubo encuestas boca de urna ni modo alguno de constatar el porcentaje de votantes que acudió a los sitios de votación.

    Todo eso no es interpretación subjetiva. Igual que las protestas y las muertes por la represión, forman parte de la realidad visible. Una realidad de la que el régimen decidió desconectarse totalmente.

    La policía bolivariana detiene a un manifestante. La represión ya causó más de 100 muertes.

    Politólogo y periodista. Analista político en medios argentinos y del exterior. Profesor y mentor de Ciencia Política en la Universidad Empresarial Siglo 21 (UES21). Autor de varios libros, el último de los cuales es la La Gravedad del Silencio.

    Loading Facebook Comments ...

    Ingresá tu Nombre

    Ingresá tu Mail

    Leer normas de convivencia