• ▼ Suscríbete
  • ▼ Hazte Fan
  • Resumen de Noticias



  • 
     
    
     
    
     
    CLIC AQUÍ PARA IR A LA NOTA.
  • ▼ Ranking

    Paso atrás de Putin en Siria

    Publicado: 11/09/2013 // Comentarios: 0

    Por Claudio Fantini. La cuestión Siria va más allá de Siria. Ha sido desde un principio el escenario de la pulseada entre Barack Obama y Vladimir Putin, y a la vez el intento ruso de mantener al menos parte de la zona de influencia que tuvo la ex URSS durante la Guerra Fría.

    Eso explica que Obama se haya aventurado en un plan militar rechazado por una abrumadora mayoría de norteamericanos, el cual implica más riesgos que certezas de triunfo. Si el hombre que llegó a la Casa Blanca criticando el belicismo de George Bush y prometiendo paz, se embarcó en el conflicto sirio, es por que entendió que allí se repetía la disputa que enfrentó a Bill Clinton con el Kremlin en la Guerra de los Balcanes.

    Historia  ► Tras la masacre de Srbrenica, aquel presidente demócrata dio un ultimátum a los líderes serbobosnios Karadzic y Mladic: detenían la criminal limpieza étnica en Bosnia Herzegovina o enfrentaban un bombardeo de la OTAN. El entonces presidente de Rusia, Boris Yeltsin, advirtió al jefe de la Casa Blanca que su país no permitiría un ataque occidental en esa área de influencia rusa. Pero la decisión de Clinton fue ordenar al general Leighton Smith los ataques sobre Pale, que pusieron fin al sitio de Sarajevo y a las deportaciones en masa. 

    La historia se repitió tres años más tarde, cuando el líder serbio Slobodan Milosevic expulsaba a los albaneses de Kosovo. Vladimir Putin ya era presidente y advirtió que Rusia entraría en acción si Serbia era atacada. Clinton no cedió y la flota desde el Adriático inició los ataques comandados por el general Wesley Clark, que dieron como resultado la caída de Milosevic y la independencia de Kosovo.

    En estos días, Obama no pensaba en Bush invadiendo Irak, sino en la firmeza con que Clinton hizo retroceder a Yeltsin y a Putin en los Balcanes. Tanto el presidente como su secretario de Estado, John Kerry, actúan hoy pensando más en el líder ruso que en el dictador sirio. La decisión de impulsar una acción militar contra viento y marea, surge de la convicción de que Rusia volvía a marcarle la cancha a los Estados Unidos, como si no hubiera perdido la Guerra Fría.

    Obama no ha sido inflexible ante todo lo que pide el Kremlin. Por caso, desmanteló el cerco geopolítico con que Bush intentaba sitiar a Rusia mediante un escudo anti-misiles con base en Polonia y la República Checa. Pero en este caso, se convenció de que ceder es dar cheques en blanco a otros protegidos de Moscú, como Irán y Corea del Norte.

    El giro copernicano que dio Rusia, cuyo gobierno pasó de permitir todo al régimen sirio que le compra armas y le permite tener una base naval en el puerto de Tartus, a instarlo a entregar su arsenal químico para que sea destruido, marca un punto de inflexión en este capítulo tan tenso de la compleja relación ruso-norteamericana.

    Si no se trata de una maniobra dilatoria, lo que hizo ahora Vladimir Putin fue ceder para evitar que Barack Obama muestre a Rusia tragándose sus amenazas como hizo Clinton cuando actuó en Bosnia y Kosovo.

    Si se trata de un duelo tipo cowboy, Putin acaba de tirar su Colt al piso. Pero si es una partida de ajedrez en el tablero sirio, la movida rusa obliga a Obama a replantear su estrategia y pensar la próxima jugada. 

     

     Notas relacionadas:

    ■  La creciente soledad de Obama.
    ■  Obama en cámara lenta.
    ■  Argentina, Siria e Irán, un combo completo.
    ■  La decisión de atacar al regimen de Siria.
    ■  Siria: más sensato Obama que John McCain.

     


    Somos un equipo de profesionales que nos apasiona contar de una manera simple, sincera e independiente los principales sucesos que se desarrollan en el ámbito de la economía, sociedad, tecnología, deportes y showbiz.

    Loading Facebook Comments ...

    Ingresá tu Nombre

    Ingresá tu Mail

    Leer normas de convivencia