• ▼ Suscríbete
  • ▼ Hazte Fan
  • Resumen de Noticias



  • 0 Multimedia

    El "fino equilibrio" entre la salud y la economía

    El Dr. Ariel Aleksandroff, secretario de salud municipal de la ciudad de Córdoba, dijo que existe un «fino equilibrio» entre las nuevas medidas sanitarias, las adaptaciones y los controles de las actividades económicas durante la pandemia.

     

    Además,  el funcionario compartió detalles del operativo sanitario municipal denominado «Nos encontramos en tu barrio», a través del cual se realizan testeos de COVID-19 y otras prácticas médicas en campamentos móviles que recorren la ciudad.

     

     

    En lo que respecta a la vacunación, insistió en la iniciativa municipal, con ayuda de varias organizaciones sociales, de fomentar el registro de mayores de 60 años en el sitio vacunacioncovid19.cba.gov.ar. Inclusive de aquellos sin acceso a Internet.

     

    Clic aquí para suscribirse al canal de Youtube.

    Somos un equipo de profesionales que nos apasiona contar de una manera simple, sincera e independiente los principales sucesos que se desarrollan en el ámbito de la economía, sociedad, tecnología, deportes y showbiz.

  • ▼ Ranking

  • Biden y la peligrosa negación de Trump

    Publicado: 15/12/2020 // Comentarios: 0

    Por Claudio Fantini. Donad Trump sigue sin reconocer la victoria de Joe Biden, oficializada por el voto del Colegio Electoral. De este modo, el aún presidente sigue intentando llevar el país hasta el borde de la violencia política. Ya no es una cuestión de dignidad personal y ética política. Se trata de una actitud peligrosa, porque su objetivo es invalidar una elección.

    Trump insiste en desconocer el triunfo de Biden, a quien el mundo trata como presidente electo | Foto: archivo Turello.com.ar

    Una legión de abogados buceó actas y escrutinios tratando de encontrar pruebas del “fraude masivo”, que denunció Trump y que no se comprobó.

    Más que la victoria de Joe Biden, el Colegio Electoral declaró la derrota de Donald Trump. Eso es lo más perturbador para quien, como él, divide la especie humana en ganadores y perdedores. Nada encuentra rescatable en la derrota. Sólo expresa debilidad.

    Para Trump, los perdedores sólo merecen desprecio. Incluso los combatientes capturados por el enemigo, aunque hayan resistido heroicamente, como John McCain en un campo de concentración de Vietnam. Si lo capturó el Vietcong, entonces perdió, y si perdió, es débil y despreciable.

    Nadie se había atrevido a semejante razonamiento. Trump sí. Y cuando también a él le llegó a lo que considera un certificado de fracaso y debilidad, su reacción fue negar la realidad.

     

    Por encima de Biden, una apelación social

     

    Para Donald John Trump, esa realidad visible y contundente, sencillamente no existe. Él no perdió. Lo que se impuso fue “el fraude”.

    La realidad lo muestra negando lo evidente. En los hechos, lo único que logró Trump denunciando una conspiración del establishment y de “los comunistas” fue multiplicar su derrota.

    Además de haber sido vencido en el voto directo de los ciudadanos y en el voto de los electores, Trump fue derrotado en todos los tribunales estaduales donde buscó revertir con denuncias el resultado en las urnas.

    Finalmente, fue vencido en la Corte Suprema de los Estados Unidos, a pesar de que acababa de consolidar una desequilibrante mayoría ultraconservadora con el nombramiento de Amy Coney Barrett en el asiento vacante por la muerte de la progresista Ruth Bader Ginsburg.

    A través del vicegobernador de Texas, Dan Patrick, llegó a ofrecer una fortuna a repartir entre quienes aportaran en todo el país pruebas que permitieran denunciar el fraude.

    Buscaba anular el voto popular mediante un artilugio para que en los Estados donde perdió, en lugar de enviar los electores, envíen al Colegio Electoral personas elegidas por las legislaturas locales con mayoría republicana.

    Para millones de norteamericanos, la realidad visible importa menos que la emoción. Y Trump logró activar las emociones de sectores recalcitrantes de la sociedad.

    Trump activó los sentimientos recalcitrantes en millones de ciudadanos contra el establishment político, al que ven como una casta de hipócritas que sólo sabe sonreír y embaucar, además de quienes detestan a las elites intelectuales y demás exponentes del ámbito cultural.

    Una multitud inmensa que, como ocurre en otras partes del mundo, con liderazgos disruptivos de izquierdas y derechas, prescinden de la realidad visible para tomar como real sólo aquello que se condiga con sus propias convicciones.

    Somos un equipo de profesionales que nos apasiona contar de una manera simple, sincera e independiente los principales sucesos que se desarrollan en el ámbito de la economía, sociedad, tecnología, deportes y showbiz.

    Loading Facebook Comments ...

    Ingresá tu Nombre

    Ingresá tu Mail

    Leer normas de convivencia