• ▼ Suscríbete
  • ▼ Hazte Fan
  • Resumen de Noticias



  • 
     
    
     
    CLIC AQUÍ PARA IR A LA NOTA.
  • ▼ Ranking

    Pasaron las Pascuas, "saladitas" en el bolsillo

    Publicado: 17/04/2014 // Comentarios: 0

    Fue un clásico del fin de semana que pasó: los precios (caros) de los tradicionales huevos de chocolate. Una señora -que recorría las instalaciones de un local ubicado en un barrio de clase media- dijo a su marido: ❝No vas a gastar $100 en un huevo, ¿estás loco?❞.

    Lo que sucede es que los tradicionales dulces de Semana Santa registraron un aumento superior al 50%, con precios que oscilaron entre los 45 y 160 pesos, dependiendo de la marca y el peso. Un huevo de 120 gramos costaba $45,80 Bon o Bon, $58,60 Tofi,  $59,50 Coffler y $68,85 Milka. La versión de 200 gramos de Águila llegó a $100, mientras que los 390 gramos de Ferrero Rocher, la Premium de esta línea de dulces: $160.

    La canasta de pascua aumentó 50% según la ONG Consumidores Libres.

    Siguiendo con la línea dulce, en las panaderías el medio kilo de la rosca de pascuas más barato llegó a valer $25,75 (implica una alza en el precio del 56,06% ) según el relevamiento de la Defensoría del Pueblo de Córdoba. Según este informe, la merluza pasó a valer $60 pesos (50% de aumento) y el lomito de atún fresco 68 (36%). En los comercios de Córdoba el bacalo noruego logró el podio: $400 el kilo.

    Si bien la ONG Consumidores Libres advirtió que la canasta de pascua aumentó en promedio 50%, a quien no le importó el precio fue al periodista de C5N Mariano Beristain quien luego de mostrar un huevo gigante valuado en $3.500 se le cayó al piso. El debate en las redes sociales fue ¿lo tiró o se le cayó? y ¿lo pagó?

    Somos un equipo de profesionales que nos apasiona contar de una manera simple, sincera e independiente los principales sucesos que se desarrollan en el ámbito de la economía, sociedad, tecnología, deportes y showbiz.

    Loading Facebook Comments ...

    Ingresá tu Nombre

    Ingresá tu Mail

    Leer normas de convivencia