• ▼ Suscríbete
  • ▼ Hazte Fan
  • 0 Multimedia

    Los Turello Plus para empresas familiares

    Los Turello Plus es una programa televisivo que surgió como un iniciativa de Canal C y Los Turello para reflejar semanalmente las historias, los desafíos y los proyectos de las empresas familiaresSe emite todos los sábados a las 20:30por Canal C, señal número siete de Cablevisión Córdoba.

     

     

    El programa es conducido con la impronta familiar y profesional que caracteriza a Los Turello.

     

    Clic aquí para ir a la nota completa.

    Clic aquí para sucribirte al canal de Youtube.

    Politólogo y periodista. Analista político en medios argentinos y del exterior. Profesor y mentor de Ciencia Política en la Universidad Empresarial Siglo 21 (UES21). Autor de varios libros, el último de los cuales es la La Gravedad del Silencio.

  • Resumen de Noticias



  • ▼ Ranking

  • Violencia: no son idiotas sueltos, sino mercenarios

    Publicado: 18/12/2017 // Comentarios: 0

    Por Claudio Fantini. El mercenario cobra por ir a combatir, sabiendo que en el combate puede perder la vida. A eso fueron este lunes los activistas violentos. Las piedras y bulones que arrojaban ganando el centro de todas las coberturas periodísticas y, por ende, dejando fuera de todas las pantallas a la multitudinaria protesta de jubilados, no eran un error de ellos.

    Lo más lógico es suponer que se mantuvieron cumpliendo las órdenes de quien les pagó, que por cierto no fueron las organizaciones de jubilados, que rechazan la reforma que les mete la mano en los bolsilloa. También es lógico suponer que quien les pagó quiere muertos en las calles, para que Mauricio Macri caiga como cayó Fernando De la Rúa.

    Impresionante demostración de las piedras lanzadas contra la Policía | Foto: infobae.com

    El mercenario fue honesto con su contratador. Fue a buscar una reacción policial que pusiera en riesgo su propia vida. Mejor si el muerto es otro, pero al riesgo lo corre para ganarse la paga.

    Al error lo cometió el pagador, porque la centralidad en el escenario de la protesta y, sobre todo, la ostentación de violencia energúmena que hicieron sus mercenarios, terminó ocultando la protesta pacífica de miles y miles de personas que tienen razones para rechazar la reforma previsional.

    También resaltó el carácter ridículo de los discursos de José Luis Gioja, Agustín Rossi y Leopoldo Moreau, entre otros diputados kirchneristas que trataron de hacer tiempo hasta que haya uno o varios muertos, o por lo menos centenares de manifestantes gravemente heridos.

    “Están cagando a palos a nuestra gente”, dijo Gioja, como asumiendo como propios a los activistas más violentos, en un lapsus provocado por su propia negligencia y por la presión a la que está sometido por su jefa.

    Cristina Kirchner necesita que arda la ciudad y en esa hoguera muera incinerado el Gobierno actual. Lo necesita porque el liderazgo que moldeó desde el poder está hecho para permanecer en el poder, ya que en el llano se extingue y queda a meced de los jueces oportunistas dispuestos a ver en ex gobernantes toda la corrupción que fingían no ver cuando gobernaban.

    Cristina logró que Gioja, Rossi, Moreau y muchos otros se inmolen por ella. Esos bonzos deben ser parte de la hoguera que incendie el país para que el poder de Macri quede reducido a cenizas.

    El problema es que los mercenarios que fueron a ganarse la paga batallando y los ridículos discursos de los escuderos de Cristina en el Congreso, terminaron siendo funcionales a un recorte del déficit sumamente cuestionable.

    Los mejores voceros del Gobierno no lograron convencer a la sociedad de que no están quitando recursos a los jubilados en busca de ajustes que se podrían lograr tocando otros bolsillos más hondos y repletos.

    Para su controvertida reforma, el Gobierno contó con el error táctico y estratégico de quienes organizaron y pagaron a las hordas.

    Los que tiraban piedras arrancadas de veredas y de fuentes, no son idiotas sueltos que se encontraron por casualidad en las cercanías del Congreso. Obviamente, no actuaron para defender a los jubilados, a cuyas manifestaciones taparon con sus batallas campales.

    Lo que hicieron los activistas violentos fue cumplir órdenes de quienes necesitan que estalle todo, apostando a que ese estallido produzca los muertos que derriben a Macri.

    Lo explicó por twitter una “Cristina” trucha, que es tan cómica como lúcida: “Como lo de hasta ahora no nos sirve, Rossi está negociando para ver si cada quince heridos nos pueden anotar un muerto”.

    Politólogo y periodista. Analista político en medios argentinos y del exterior. Profesor y mentor de Ciencia Política en la Universidad Empresarial Siglo 21 (UES21). Autor de varios libros, el último de los cuales es la La Gravedad del Silencio.

    Loading Facebook Comments ...

    Ingresá tu Nombre

    Ingresá tu Mail

    Leer normas de convivencia