• ▼ Suscríbete
  • ▼ Hazte Fan
  • Resumen de Noticias



  • 0 Multimedia

    CEDEARs: una alternativa para las inversiones 2021

    Matías Daghero, asesor financiero y presidente de Closing Bell Advisors, sugirió para quienes desean dolarizar sus ahorros, protegerlos de la inflación y, a su vez, ser accionistas de empresas como Tesla, Mercado Libre, Globant, Amazon y Apple, invertir en CEDEARs.

     

    Pero ¿qué son los CEDEARs? ¿Cómo se pueden invertir en ellos? ¿Cuales fueron los mejores rendimientos de estos activos? Las respuestas en este video.

     

     

    Clic aquí para suscribirse al canal de Youtube.

    Clic aquí para ir a la nota completa.

    Politólogo y periodista. Analista político en medios argentinos y del exterior. Profesor y mentor de Ciencia Política en la Universidad Empresarial Siglo 21 (UES21). Autor de varios libros, el último de los cuales es la La Gravedad del Silencio.

  • ▼ Ranking

  • Estados Unidos: un juicio histórico que dividirá a la derecha

    Publicado: 11/02/2021 // Comentarios: 0

    Por Claudio Fantini. Jamás las pruebas de la culpabilidad de un presidente han estado tan a la vista en el juicio político contra Donald Trump en Estados Unidos. Los senadores republicanos que decidan votar por la absolución del ex mandatario, actuarían contra evidencias irrefutables y contra el sentido común. Si por ellos fuera, los norteamericanos jamás habrían podido ver y escuchar todo lo que han visto y escuchado en estos días sobre uno de los sucesos más graves de la historia de Estados Unidos.

    Con sus mensajes, Trump alentó la toma del Capitolio de Estados Unidos, afirma el fiscal en el juicio político | Foto: archivo Turello.com.ar

    El Partido Republicano, bajo el actual liderazgo, ha dejado de cumplir el rol que tuvo siempre en la defensa de las instituciones y la democracia.

    Trump transformó el escenario político. La derecha se dividirá inexorablemente. El Partido Republicano podría exorcizarse del liderazgo autoritario y personalista que lo abdujo y lanzó a una deriva extremista.

    Si lo hace, volverá a ocupar el espacio de la centroderecha, pero a su lado nacerá un partido ultraderechista.

    La otra posibilidad es que el partido de los conservadores deje de ser moderado y se entregue definitivamente al trumpismo, convirtiéndose en una fuerza ultraconservadora antisistema.

    En ese caso, el ala moderada que tiene próceres como John McCain y figuras como Mitt Romney, se desprenderá y formará un nuevo partido situado en la centroderecha.

    En cualquier caso, Trump habrá dividido a la derecha en Estados Unidos, y, donde siempre hubo un partido moderado que tiene un ala de conservadurismo duro, habrá dos partidos: uno de centroderecha y otro de derecha extrema.

    Trump carece del apoyo total de los senadores republicanos, como sucedió en su gobierno | Foto: archivo Turello.com.ar

     

    Estados Unidos: los juicios políticos

     

    De los cuatro juicios políticos que hay en la historia de Estados Unidos, los dos de Trump fueron causados por acontecimientos de gravedad institucional mucho mayor que los anteriores.

    • En 1868, Andrew Johnson fue juzgado por destituir a su secretario de Guerra, Edwin Stanton, violando una ley arbitraria por la cual un mandatario no podía echar a un miembro de su gabinete sin la autorización del Congreso.
    • Más de un siglo después, en 1998, Bill Clinton afrontó un impeachment por haber mentido bajo juramento al fiscal Starr cuando lo indagaba sobre relaciones sexuales indebidas.
    • El primer juicio político fue a Trump fue por presionar al presidente ucraniano Volodimir Zelenski, valiéndose de una ayuda económica ya aprobada por el Congreso, para que le ayude a perjudicar al candidato demócrata.
    • El actual es por la asonada con turbas violentas para impedir las consecuencia de la elección presidencial, o sea para perpetrar un golpe.

    A diferencia de los casos anteriores y amén de los elementos probatorios que puedan añadirse durante el proceso, las pruebas de la responsabilidad de Trump están a la vista.

    Las principales pruebas son los twits del presidente y los mensajes públicos convocando a una protesta que sólo podía tener por objetivo impedir la certificación legislativa del resultado electoral.

    El presidente no podía desconocer que agrupaciones violentas utilizarían la manifestación para asaltar el Capitolio. Llevaba tiempo enviando mensajes cifrados a grupos supremacistas como Proud Boys y usinas de teorías conspirativas como Q-anon.

    Si al convocar la protesta, Trump no imaginó lo que podía ocurrir, entonces actuó con suficiente negligencia como para ser inhabilitado para futuros cargos.

    En rigor, el sólo hecho de haber presionado al gobierno de Georgia para que adultere el escrutinio en ese Estado, es una falta que amerita el impeachment.

    No hay forma de absolver a Trump sin ser cómplice de esas acciones. Tampoco hay forma de que el conservadurismo salga de este trance sin dividirse.

    Lo que falta ver es si el Partido Republicano elige volver al centro o continúa su deriva hacia el personalismo autoritario.

    Politólogo y periodista. Analista político en medios argentinos y del exterior. Profesor y mentor de Ciencia Política en la Universidad Empresarial Siglo 21 (UES21). Autor de varios libros, el último de los cuales es la La Gravedad del Silencio.

    Loading Facebook Comments ...

    Ingresá tu Nombre

    Ingresá tu Mail

    Leer normas de convivencia